Deseos

No quiero ser charco en día de sol, ni tierra seca cuando llueve. No quiero ser un emoticono en el móvil de un adolescente, ni tampoco el niño solo en el patio. No quiero ser el bar sucio donde el ebrio llora por ser mal padre, ni tampoco la última chuche que nadie...

Octavo mandamiento: te lo prometo, no cuento cerillas

Si se cae una caja de cerillas a mi lado, no pienses que sé cuántas hay, no tengo ni idea, igual que tú, NO cuento cerillas, NO sé hacer sumas infinitas. Y si me preguntas qué día será el 22 de abril del 2089 sin mirar un calendario, tendré las mismas posibilidades de...

Hoy

Ves estrellas en la pared del salón, pero yo hoy no consigo verlas. Tú entiendes que los marcos de fotos no pueden estar de pie y los tiras siempre llevándolos a esta posición. Seguramente alguna razón tendrás. Sin embargo, yo no puedo entender que motivos tienes. Hoy...

Séptimo mandamiento: no vengas con milagros

Los milagros con el autismo son fáciles de decir, pero sólo los poco inteligentes lo hacen. Decir que haga una dieta alta en hierro porque has oído a tu vecina de en frente que eso le funcionó a un sobrino del conserje de su trabajo, es una broma de mal gusto para mí...

Ella abrió el camino

Ella abrió el camino. Ella fue la que nos contó cómo se llaman unas tarjetas con un dibujo: pictogramas. Ella cogió a nuestro hijo de la mano siendo muy pequeño y le llevó al mundo de la comunicación diferente. Las tardes que venía a casa se inundaban de ¡¡¡UN BIEN...

Sexto mandamiento: no mentirás

¡No me mientas! Al igual que a otro niño, no me hagas promesas que no vayas a cumplir. No te protejas con el paraguas de “como no se entera”, porque repito, no conoces lo que comprendo y lo que no comprendo. Haz conmigo lo mismo que harías con cualquier otro niño. Si...

Hasta siempre

Se acabó el año, pero no se acaban mis ganas de cruzar ríos llenos de esperanzas. No se acaban las que me llevan a ser igual que tú; a tener las mismas oportunidades que tus hijos, ni más ni menos sólo las mismas. Se terminan los días largos pero pronto volverá el sol...

Quinto mandamiento: cuida de mis padres

Te lo pido desde el cariño más absoluto, ellos también están subiendo el Everest conmigo y muchas veces no llevan oxígeno y su ropa no está preparada para temperaturas tan bajas. Sus estados anímicos, aunque tú los veas bien, son muy variables. Son personas que...

Ay ¡¡¡Qué pena!!!

Cuando los padres de un hijo con autismo hablamos de ello y contamos las cosas tan feas con las que convivimos a diario, caminamos por una línea muy delgada. La línea de “dar pena”. La línea que si la traspasas, y es fácil hacerlo hablando de tu hijo con autismo,...

Cuarto mandamiento: intégrame por favor

No solo es montañero el que sube el Everest, también lo es aquel que va todos los domingos a la montaña y simplemente camina por ella. Por eso, para integrarme no es necesario que hagas 23 maratones con una camiseta que ponga Reflexiones de una persona con autismo o...

Blog Reflexiones de un AutistaEn el barrio del autismo hay una avenida por la que los padres que tenemos niños con autismo no deberíamos caminar nunca. Se llama la Avenida del NO PODRÁ. No deberíamos ir a esta calle ni para ver escaparates. Ahora, como somos humanos, a veces sin saber cómo ni porqué terminamos en ella.

Madre y padre, con este blog quiero acompañarte, para que cuando mires hacia atrás encuentres un apoyo. No sé más ni menos que tú, solamente que llevo ya años caminando por él. Espero que mi experiencia te resulte útil.

Profesionales que dedicáis vuestra vida y conocimientos al autismo, tengo un hijo de 7 años diagnosticado de TEA no verbal. Mi convivencia y experiencias con Lucas, tus aportaciones sobre el autismo y el contacto con otros profesionales pueden ayudarnos a avanzar.

Sociedad, espero que a través de este blog puedas entender que el autismo es solo una manera diferente de pensar. Caminemos juntos y hagamos que el barrio del autismo sea cada día un poco mejor.

Deseos

Deseos

No quiero ser charco en día de sol,
ni tierra seca cuando llueve.

No quiero ser un emoticono en el móvil de un adolescente,
ni tampoco el niño solo en el patio.

No quiero ser el bar sucio donde el ebrio llora por ser mal padre,
ni tampoco la última chuche que nadie quiere.

No quiero ser gafas con un solo cristal,
ni tampoco un corazón que suspira por latir.

NO quiero ser valiente en tierras lejanas,
ni tampoco un cobarde en la mía.

No quiero ser la pena de los que me dan pena,
ni tampoco la esperanza del viajero que sabe que no hay más trenes.

No quiero ser la mentira del infiel,
ni tampoco la mujer que espera sola en el salón.

No quiero ser motivo de desilusión de nadie,
ni tampoco el argumento de las lágrimas de algunos.

No quiero ser ola sin espuma,
ni tampoco monaguillo sin vocación.

No quiero ser maquillaje de la chica sin novio,
ni las lágrimas del niño que no puede.

No quiero ser montaña sin sol,
ni tampoco el puente que vaya a ningún lugar.

No quiero ser un beso a la nada,
ni tampoco el abrazo que espera el viento.

No quiero ser el perro que abandonan,
ni el gato que busca comida en la basura.

No quiero ser la excusa de ningún beneficio que no me corresponda,
ni tampoco olvidarme de los que están peor que yo.

No quiero crecer en el mundo del silencio,
ni tampoco terminar mis días con gente que no me quiera.

Solo quiero tener las mismas oportunidades que mis iguales y que tú no hagas de mi diferencia la oportunidad para la exclusión.

-Reflexiones de una persona con autismo.

 


Fotografía: David Martín

 

Deseos

No quiero ser charco en día de sol, ni tierra seca cuando llueve. No quiero ser un emoticono en el móvil de un adolescente, ni tampoco el niño solo en el patio. No quiero ser el bar sucio donde el ebrio llora por ser mal padre, ni tampoco la última chuche que nadie...

Octavo mandamiento: te lo prometo, no cuento cerillas

Si se cae una caja de cerillas a mi lado, no pienses que sé cuántas hay, no tengo ni idea, igual que tú, NO cuento cerillas, NO sé hacer sumas infinitas. Y si me preguntas qué día será el 22 de abril del 2089 sin mirar un calendario, tendré las mismas posibilidades de...

Hoy

Ves estrellas en la pared del salón, pero yo hoy no consigo verlas. Tú entiendes que los marcos de fotos no pueden estar de pie y los tiras siempre llevándolos a esta posición. Seguramente alguna razón tendrás. Sin embargo, yo no puedo entender que motivos tienes. Hoy...

Séptimo mandamiento: no vengas con milagros

Los milagros con el autismo son fáciles de decir, pero sólo los poco inteligentes lo hacen. Decir que haga una dieta alta en hierro porque has oído a tu vecina de en frente que eso le funcionó a un sobrino del conserje de su trabajo, es una broma de mal gusto para mí...

Ella abrió el camino

Ella abrió el camino. Ella fue la que nos contó cómo se llaman unas tarjetas con un dibujo: pictogramas. Ella cogió a nuestro hijo de la mano siendo muy pequeño y le llevó al mundo de la comunicación diferente. Las tardes que venía a casa se inundaban de ¡¡¡UN BIEN...

Sexto mandamiento: no mentirás

¡No me mientas! Al igual que a otro niño, no me hagas promesas que no vayas a cumplir. No te protejas con el paraguas de “como no se entera”, porque repito, no conoces lo que comprendo y lo que no comprendo. Haz conmigo lo mismo que harías con cualquier otro niño. Si...

Hasta siempre

Se acabó el año, pero no se acaban mis ganas de cruzar ríos llenos de esperanzas. No se acaban las que me llevan a ser igual que tú; a tener las mismas oportunidades que tus hijos, ni más ni menos sólo las mismas. Se terminan los días largos pero pronto volverá el sol...

Quinto mandamiento: cuida de mis padres

Te lo pido desde el cariño más absoluto, ellos también están subiendo el Everest conmigo y muchas veces no llevan oxígeno y su ropa no está preparada para temperaturas tan bajas. Sus estados anímicos, aunque tú los veas bien, son muy variables. Son personas que...

Ay ¡¡¡Qué pena!!!

Cuando los padres de un hijo con autismo hablamos de ello y contamos las cosas tan feas con las que convivimos a diario, caminamos por una línea muy delgada. La línea de “dar pena”. La línea que si la traspasas, y es fácil hacerlo hablando de tu hijo con autismo,...

Cuarto mandamiento: intégrame por favor

No solo es montañero el que sube el Everest, también lo es aquel que va todos los domingos a la montaña y simplemente camina por ella. Por eso, para integrarme no es necesario que hagas 23 maratones con una camiseta que ponga Reflexiones de una persona con autismo o...

Los Superhéroes

Te voy a contar un cuento de superhéroes. En mi mundo Spiderman dispara chuches y la Masa me coge para que pueda saltar ese bordillo que yo solo no puedo. Ellos en mi mundo no disparan rayos láser, pero sí risas y abrazos. Cada día, ellos se levantan convencidos de...

Tercer mandamiento: cuidado con mi hermano

Mi hermano es especial y es mi guardián, por eso te pido que tengas cuidado en cómo te comportas con él. Es verdad que la vida le ha hecho madurar más de lo normal pero eso no te da derecho a igualarle a los adultos, es sólo un niño y si quieres igualar a alguien,...

Comentarios recientes

Categorías

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728